jueves, 12 de septiembre de 2013

Servicios basados en localización ¿se esfuman los check-in?

La función de ubicación en la vida digital está cambiando a medida que un número creciente de usuarios de Internet están añadiendo una nueva capa de información de ubicación a sus localizaciones.


La mayoría de los propietarios de teléfonos inteligentes utilizan los servicios basados ​​en la localización de sus teléfonos.

Una nueva encuesta realizada por el Centro de Investigación Pew arroja luz sobre tres aspectos importantes de la ubicación en vida digital:

 
  1. Muchas personas utilizan sus teléfonos inteligentes para navegar por el mundo: 74% de propietarios de teléfonos inteligentes adultos mayores de 18 años, utilizan su teléfono para obtener direcciones u otra información en función de su ubicación actual.
  2. Hay un crecimiento notable en el número de usuarios de redes sociales que ahora están incluyendo su ubicación en sus cuentas: Entre los usuarios de medios sociales adultos mayores de 18 años, 30% comenta que al menos una de sus cuentas está configurada actualmente para incluir su ubicación en sus estados, frente al 14% que dijeron que nunca lo habían hecho en 2011.
  3. Hay una caída en el número de propietarios de teléfonos inteligentes que utilizan servicios de ubicación "check in": Cerca del 12% de los propietarios de teléfonos inteligentes adultos dicen que usan un servicio geosocial de "check in" a ciertos lugares o comparten su ubicación con amigos, por debajo de 18% a principios de 2012.
    Entre estos usuarios de los servicios geosocial, el 39% lo hace en Facebook, el 18% usa Foursquare, y 14% usa Google Plus, entre otros servicios.
Si estas pensando en un negocio basado en la localización, estos números te pueden dar una idea aproximada del tamaño al que se reducirá el mercado a la hora de pedir que habilite su ubicación y/o quieras saber de donde es, solo un 30% dice tener su ubicación en alguna cuenta.

Los servicios de check-in van perdiendo año a año porcentaje de gente que los utiliza.

Posiblemente todo esto comience a ser la consecuencia del espionaje electrónico de los gobiernos, y los delincuentes.

Cada día más gente comienza a tomar conciencia de que sus datos en la nube pueden ser utilizados no solo para publicidad, sino también por muchas empresas que investigan tu vida en los medios sociales antes de contratarte, o la voracidad de las empresas por utilizar tus datos con fines comerciales.

Hay que estar muy atentos al cambio de comportamiento de las personas ya que lo que parecía algo en crecimiento, los servicios de check-in hace pocos años atrás, rápidamente comienzan a desvanecerse.

También está tendencia puede que sea una consecuencia de determinar dónde empiezan los servicios de localización y dónde la intimidad del usuario, ya que los servicios de localización guardan los datos durante una cantidad de tiempo indefinido que no está exteriorizado en ninguna política de privacidad.

La progresiva concientización de los aspectos de privacidad de los datos parece ir moldeando un nuevo modelo de comportamiento de las personas.